El PSPV apuesta por la creación de cooperativas para acabar con la precariedad laboral de las aparadoras en el sector del calzado

24 junio 2018 Noticias

El grupo socialista presenta una PNL en la que insta al Consell y al Gobierno de España a combatir la explotación y la precariedad laboral de las trabajadoras del sector.

Toñi Serna pide un incremento de las Inspecciones de Trabajo y Seguridad Social para que haya un mayor control en el cumplimiento de las normas laborales.

 

El grupo socialista en Les Corts Valencianes ha presentado una Proposición No de Ley en la que insta al Consell y al Gobierno de España a elaborar un plan que “mejore la situación laboral de las aparadoras del sector del calzado de la Comunitat Valenciana”. El objetivo es acabar con la explotación y la precariedad laboral de las trabajadoras de este sector, en su mayoría, mujeres. Para ello entre sus iniciativas reclama que se impulse la creación de cooperativas en el sector como mecanismo para regularizar el trabajo que desempeñan miles de mujeres en condiciones “muy precarias”.

“Necesitamos un plan contra la explotación laboral para combatir la precariedad y las bolsas de economía informal”, ha declarado la diputada Toñi Serna. Para ello, según ha explicado, “es necesario realizar un estudio de viabilidad para el posible reconocimiento de las prestaciones de la Seguridad Social que durante años han realizado las trabajadoras, aunque en la mayoría de los casos han sido inexistente por la falta de contratos  o por su baja cotización”. Del mismo modo se reclama que modifique la Ley sobre infracciones y sanciones en el orden social así como el incremento sustancial de las actuaciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a través de un plan específico con aumento de recursos humanos y materiales al efecto”.

La diputada socialista ha recordado que una parte importante de la principal economía de la provincia de Alicante se basa en el sector del calzado y en sus trabajadoras que, frecuentemente, desempeñan el trabajo de aparado, un proceso que consiste en coser las piezas de los elementos que compone el zapato para unirlas después con las plantillas.

Así ha destacado que según datos de un estudio sobre economía sumergida realizado en la Universidad de Alicante, el 88% del trabajo de aparado se realiza al margen del sistema legal, bien en talleres clandestinos o en domicilios particulares y, frente a los más de 1.500 hombres que trabajan sin contrato laboral en el sector, hay más de 7.300 mujeres que no tienen contrato. Ante esta situación Serna ha reivindicado que “es la mano de obra femenina la auténtica fuerza laboral en el sector del calzado” y ha lamentado que “este tipo de ocupación no aparezca en las estadísticas oficiales ya que no están amparadas por un régimen jurídico y sanitario”. “Se trata de mujeres que trabajan en condiciones de absoluta precariedad e inseguridad y con malas condiciones salariales ya que, en la actualidad, cobrar tres euros la hora se considera un privilegio” ha denunciado. Pero además, tal y como ha explicado, otro de los inconvenientes a los que se enfrentan estas mujeres es el “futuro desolador” debido a los pocos años trabajados que constan en sus certificados de vida laboral, lo que conduce a “la ausencia o reducción a la mínima expresión de derechos laborales y prestaciones sociales por desempleo o pensiones”.

“No debemos olvidar las enfermedades derivadas del trabajo de este colectivo y que ni tan siquiera están reconocidas” ha apuntado Serna. Por todo ello la PNL también recoge la necesidad de sensibilizar e informar a la ciudadanía, al tejido empresarial, así como a instituciones públicas y privadas y medios de comunicación mediante programas específicos con el objetivo de revalorizar socialmente estos sectores feminizados y clave para la economía.

Reunión con afectadas

Hace unos días la diputada socialista se reunió con la Asociación de Aparadoras y Trabajadoras del Calzado de Elche con el objetivo de dar visibilidad a su situación y aunar esfuerzos para buscar soluciones a la precariedad laboral que padecen. En estas reuniones las afectadas han podido trasladar a la dirigente socialista su situación y sus principales reclamaciones que se han recogido en la Proposición de Ley que se ha presentado en el parlamento valenciano.

Finalmente Serna ha incidido en “la urgente necesidad de actuar de forma contundente para evitar los abusos y la vulneración de derechos que sufre este colectivo y que además provoca una competencia desleal con aquellas empresas que sí cumplen con todas sus obligaciones laborales y de Seguridad Social”.