Campos le recuerda al PPCV que con el PSOE nunca se cerró el trasvase y con Rajoy se ha cerrado dos veces

30 marzo 2018 Sala de prensa

Herick Campos, diputado nacional del PSOE por Alicante, ha contestado al presidente de la Diputación, César Sánchez, que “no haga el teatrillo alzando la voz contra Ximo Puig en lo referente a los trasvases del Tajo-Segura, puesto que ha sido el propio president el que lleva meses pidiendo al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que haga un trasvase y tome medidas e inversiones reales que permitan incrementar el aporte de agua para la agricultura Alicantina”.

Campos ha recordado también que el Gobierno aún no ha puesto en servicio el 100 % de la planta desalinizadora de Torrevieja por no haber hecho en su momento las obras de abastecimiento de electricidad, ni tiene acabadas las conducción para incrementar los usuarios, igualmente que  no ha sacado agua de los pozos de sequía para los regantes de la provincia de Alicante.

Sobre el trasvase Tajo-Segura, el diputado socialista ha sido contundente señalando al Memorándum, promovido por 5 comunidades autónomas gobernadas entonces todas ellas por el PP, como el responsable de que la provincia haya perdido 160 hm3 de derechos de agua de la cabecera del Tajo, ya que el memorándum y su aplicación en la Ley de Montes subía la reserva en cabecera en 400 hm3, frente a los 240 hm3 anteriores.

Pero además, ha señalado que el recorte también se da cuando hay trasvase, ya que el Real Decreto que regula el acueducto Tajo-Segura también lo ha cambiado el PP, reduciendo de 23 hm3 mes a 20 el agua trasvasable en el nivel 3 de reservas en la cabecera, que es el habrá cuando se superen los 400 hm3 en cabecera, “y aunque hubiera más agua, ésta ahora debe permanecer siempre en la cabecera, por tanto se han perdido derechos sobre 36 hm3 año, cuando hay trasvase que será cada vez menos”, ha alertado Campos.

A estos recortes hay que añadir que el Gobierno de Rajoy ha subido los derechos de agua de Madrid y Castilla-La Mancha, por lo que el recorte de derechos puede ser aún mayor, y no ha dado ninguna de las contraprestaciones que si contemplaba el Memorándum, pero no la modificación de la Ley de Montes, como la posibilidad de comprar derechos de agua.